cheap jerseys steelers jersey cheap cheap youth football jerseys cheap nhl jersey wholesale jerseys cheap college football jerseys seahawk jerseys cheap cheap nfl throwback jerseys youth soccer jerseys cheap

La aventura de importar de China y no morir en el intento (II)

La aventura de importar de China y no morir en el intento (II)

Decíamos en la primera parte de nuestro artículo, que son muchos los que intentan importar de China, pero no son tantos los que lo consiguen, básicamente porque no planifican adecuadamente y sobre todo porque no controlan los riesgos que entraña esta actividad cuando no conoces a quién tienes enfrente.

 

Siguiendo con los cinco pasos clave de los que hablábamos, para evitar sorpresas, terminamos este artículo con los dos últimos puntos de nuestra lista, que creemos que os ayudarán a la hora de tomar decisiones en un punto tan importante como el que nos ocupa:

 

  1. Control de calidad / Inspección previa al embarco

 

Al igual que si tenemos un retraso generamos un problema con/a nuestros clientes, que la mercancía llegue defectuosa no sólo nos genera un problema (peor si cabe que el del retraso), sino que nos genera un gran problema porque esto no va a admitir justificación y porque nos vamos a encontrar con un producto que no podemos vender, que no podemos reutilizar, que devolver supone un coste inasumible y cuya destrucción también nos va a suponer un gasto, …, vamos lo que se dice un negocio en toda regla.

Y la única solución, porque no hay otra opción de salvar este problema, es efectuar un riguroso control de calidad de la mercancía antes de salir de la fábrica. Un trabajo que si bien tiene un valor monetario, apenas supondrá un sobrecoste que dividido por el número de unidades adquiridas es residual y que comparado con lo que puede suponer, como decíamos antes, que la mercancía llegue defectuosa, es algo de lo que nos alegraremos haber pagado o mejor dicho invertido, porque esta partida es una inversión.

 

Desgraciadamente, son pocos los envíos que sin este control se salven de tener defectos, pero tenemos que ver más allá, porque este control no sólo nos va a permitir evitarnos sorpresas cuando llegue la mercancía a su destino, sino que también nos ayudará a identificar como llega al puerto de salida, de modo que si algo ocurriera durante el trayecto, dado que tendremos contratado un seguro para el transporte marítimo, dichos daños estarían cubiertos.

 

Asumir el riesgo de no contratar a alguien para que nos haga el control de calidad por el simple hecho de ahorrar un poco de dinero no es algo que recomendemos a ningún importador, porque contar con fotografías o vídeos de la mercancía por anticipado y antes de efectuar el último pago, no tiene precio.

 

  1. Gestión del transporte y logística de la importación

 

Bueno y como todo tiene un final, acabaremos con la gestión del transporte y la logística de la importación, posiblemente lo único que podemos hacer desde nuestras instalaciones (destino o no de la importación) gracias a que se trata de un proceso más o menos sistematizado y a que afortunadamente, hoy en día disponemos de muchas facilidades para ello gracias a las nuevas tecnologías.

 

Para facilitarse la vida, muchas empresas subcontratan este trabajo a empresas especializadas que hagan este trabajo y eviten todo el papeleo que implica. En nuestro caso, al mover un importante volumen de contenedores, podemos presumir de contar con un trato preferente con algunos transitarios, algo de lo que se benefician nuestros clientes.

 

De manera resumida los puntos clave son de la gestión del transporte consistirán en:

 

  • Negociar con nuestro proveedor el incorterm (http://www.ilimitas.com/es/incoterms-ii-los-incoterms-mas-habituales/) que vamos a utilizar: Desgraciadamente, este es un punto en el que nuestro proveedor tiene mucho que decir, si bien y como todo en esta vida, es negociable. Dependiendo de nuestro tamaño nos interesará el incoterm a utilizar (CIF o DDP si somos pequeños y así no tener que gestionar nada, mientras que si el que es “pequeño” es nuestro proveedor, éste intentará que sea FOB y así “colgarnos a nosotros el trabajo”).

 

  • Hacer un cálculo detallado de los aranceles del producto a importar: Para ello, tendremos que localizar el Código HS o Taric del producto a importar para de este modo tener claro cuál va a ser el arancel que vamos a tener que pagar en la aduana del país de destino de la mercancía.
  • Contratar el transitario (también llamado forwarder): Lo normal es contratar un transitario con el que tengamos confianza (perdonad pero la palabra forwarder prefiero evitarla para no caer en anglicismos) para que gestione la parte más técnica del transporte, dado que son especialistas en transporte (ya sea contendores completos o grupajes) y además tienen una relación directa con aduanas, algo a lo que no todo el mundo tiene acceso.

 

  • Contratación del seguro de transporte marítimo: Ya hemos hablado antes de este tema y creemos que es importante insistir en él, ya que la contratación del seguro (sólo de la mercancía o de la mercancía y el transporte), supone en torno al 0,5% del valor de la carga, un precio que merece la pena pagar para estar tranquilos hasta que nos llegue la mercancía (o no es eso para lo que sirven (salvando las distancias) los seguros de hogar, de vida, …).

 

  • Preparar los documentos necesarios para efectuar correctamente la importación: Estos documentos facilitan toda la información de la mercancía, incluyendo el valor, el origen, los participantes,…, siendo los más importantes el llamado B/L (Bill of Lading) y el Certificado de Origen.

 

Desde ILIMITAS, esperamos que estos breves apuntes hayan sido de vuestro interés y no se os haya hecho demasiado largo, pero en cualquier caso, os invitamos a que para cualquier consulta al respecto os pongáis en contacto a través de nuestro correo info@ilimitas.com, desde donde intentaremos resolver cualquier duda o atender cualquier necesidad en este sentido que pudierais tener y a la que nuestro equipo de profesionales sabrá dar una adecuada solución.

Share